Seleccionar página

Fisioterapia Respiratoria

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

Con frecuencia vemos que de forma gradual comienza a hacerse costosa la práctica de ejercicio. Sin realizar un gran esfuerzo nos falta el aire, nos encontramos agitados, vamos dejando de lado algunas de las actividades que solíamos realizar con continuidad y, por si fuera poco, con mucha sencillez se lo achacamos a la edad o a la baja forma física de ese momento.

Con la fisioterapia respiratoria para adultos, puedes mejorar tu salud y tu calidad de vida de manera considerable.

Averiguar con mayor claridad con qué hechos te ves familiarizado, te ayudará a reconocer tu situación y confirmar tu voluntad de comenzar la fisioterapia respiratoria.

 

Para aproximarnos y situarte mejor…

¿En cuál de éstos grupos te ves identificado?

Averiguar con mayor claridad con qué hechos te ves familiarizado, te ayudará a reconocer tu situación y confirmar tu voluntad de comenzar la fisioterapia respiratoria.

Grupo 1

Observo pequeñas señales manifestadas por mi cuerpo.

Grupo 2

Mi estado me indica que podría tener una enfermedad.

Grupo 3

He sido diagnosticado de patología respiratoria.

Grupo 1

Prevención

Nos encontraríamos en un momento de estar atentos, es decir, de prevención.

El cuerpo de los adultos va manifestando pequeñas señales, las va haciendo visibles. De esas señales sería conveniente observar si hay alguna de ellas que vigilar con mayor interés o concederle mayor atención.

En este grupo se encuentra la mayoría de gente. Por ejemplo, los que advierten en un lapso de tiempo como crece poco a poco esa falta de aire cuando se mueven y hacen ejercicio.

Otras veces, se percatan al caminar y hablar por el móvil a la misma vez de su fatiga.

En este grupo, igualmente se encuentran las personas que, sin estar nerviosas o aceleradas, perciben la falta de aliento.

También algunas, en cuanto amanecen, junto a la tos escuchan su vocecilla interior advirtiéndoles que deberían dejar de fumar.

Como dije, este grupo es en el que se encuentra la gran mayoría. Van recibiendo señales por parte de su cuerpo, y está en cada uno supervisar la importancia que esos pequeños síntomas tienen a lo largo del día.

Grupo 2

Reflexión

Podemos encuadrar a los adultos que reflexionan sobre lo ocurrido.

Los que se quedan con ese run run en la cabeza, en los que permanece un temor a repetir ese estado de enfermedad.

Personas que pasan por una infección de algún virus o bacteria y les cuesta recuperarse. Tienen la sensación de que no se han curado del todo, y si a los pocos meses sufren otra infección o gripe, saben que no se marchará con prontitud. Añaden el darse cuenta de la merma en su estado físico y emocional en cada episodio.

En este grupo, también podemos agregar los casos en que por revisiones médicas realizadas de forma periódica en el trabajo, se pone de manifiesto alguna dolencia.

Del mismo modo, ocurre al realizar ciertas pruebas antes de una intervención quirúrgica, donde quedan al descubierto signos de una determinada patología.

Grupo 3

Diagnóstico

En el tercer y último grupo se hallan adultos diagnosticados de patología respiratoria.

En este grupo, se vuelve habitual el escuchar pronunciar la palabracrónica” y suponen que hay poca cosa por hacer, mientras que es totalmente al contrario. Junto con el tratamiento de su médico, la fisioterapia respiratoria puede estabilizar y frenar el avance de la enfermedad, permitiendo una calidad de vida distinta.

La importancia de la fisioterapia respiratoria 

Ya el hecho de saber posicionarte en uno o dos de los grupos citados, creo que te proporciona una visión de la progresión de los síntomas.

Aunque no consideres el apremio en tratarlos con la fisioterapia respiratoria, es bueno que empieces a plantearlo, a cotejarlo según sea tu situación.

Que te veas en la sorpresa de descubrir una metodología, unas técnicas prácticas, unos ejercicios adaptados simples de realizar.

Honestamente, no intento convencerte de nada. Pocas cosas me brindan más tranquilidad que la certeza de cómo ayudar con la metodología que usamos.

Creo que no hace falta entrar en detalle acerca de lo esencial que es la respiración, que sin ella no se vive.

Las patologías respiratorias

Hacemos tratamientos para las siguientes patologías :

Asma

Con 235 milliones de personas afectadas en el mundo, el asma es una de las enfermedades crónicas más frecuentes. Se caracteriza por una inflamación crónica de la vía aérea.

Los síntomas del asma: 

  • Respiración sibilante
  • Falta de aire
  • Opresión en el pecho
  • Tos durante la noche o temprano por la mañana.

Atelectasia

La atelectasia es un colapso del pulmón, causada por una obstrucción de las vías aéreas. Los alvéolos (pequeñas bolsas de aire formadas por los pulmones) se desinflan o se llenan de líquido.

Los síntomas de la atelectasia:

  • Dificultad de respiración
  • Respiración superficial y agitada
  • Respiración sibilante
  • Tos

Bronquiectasia

La bronquiectasia afecta a los bronquios por su dilatación anormal e irreversible. El paciente tiene dificultad para conducir el aire desde la tráquea hasta el árbol bronquial. 

Los síntomas de la bronquiectasia:

  • Tos continuada y crónica
  • Fatiga y debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Malestar general y palidez

Bronquiolitis

La bronquiolitis es una acumulación de moco en los bronquiolos, que son las vías aéreas más pequeñas en los pulmones. Afecta generalmente a los niños menores de 2 años, y suele ser la causa de une infección viral. 

Los síntomas de la bronquiolitis:

  • Respiración sibilante
  • Respiración rapida y superficial
  • Fatiga
  • Dificultad en la alimentación
  • Si tiene piel azulada, indica una emergencia crítica

Bronquitis

La bronquitis es una inflamación de las vías aéreas bajas. Puede ser aguda o crónica. La bronquitis aguda se produce a partir de una infección respiratoria (como un resfrío) y es muy frecuente. La bronquitis crónica es más grave, y es generalmente causada por el tabaco. 

Los síntomas de la bronquitis:

  • Tos con mucosidad, a veces sanguinolenta
  • Pitidos o sibilancias, sensación de presión en el pecho
  • Dificultad respiratoria
  • Fatiga y malestar general

Catarros de vías altas

Los catarros de vías altas son infecciones víricas de las vías respiratorias altas (nariz, garganta). Son muy frecuentes en los primeros años de vida.

Los síntomas de los catarros de vías altas:

  • Fiebre
  • Estornudos
  • Tos
  • Mucosidad nasal

Cirugía cardiaca y torácica

En la cirugía cardiaca y torácica, se realiza la fisioterapia respiratoria pre y postoperatoria, con el fin de prevenir complicaciones y mejorar la recuperación.

Enfermedades neurológicas

Las enfermedades neurológicas tienen como característica la pérdida de fuerza muscular. Estás enfermedades afectan tambíen la capacidad respiratoria. Por eso es importante hacer ejercicios respiratorios, para expandir la caja torácica.

Los síntomas de las enfermedades neurológicas:

  • Sensación de ardor
  • Entumecimiento
  • Hormigeo
  • Debilidad o parálisis muscular
  • Sensibilidad

EPOC

La EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) causa dificultad para respirar, y su causa principal es el tabaquismo. Existen 2 formas principales de EPOC: la bronquitis crónica (el paciente tiene una tos prolongada con moco) y el enfisema (los pulmones se dañan con el tiempo).

Los síntomas de la EPOC:

  • Tos
  • Fatiga
  • Dificultad respiratoria que empeora con actividad leve
  • Sibilancias

Neumonía

La neumonía es la inflamación de los espacios alveolares de los pulmones. Puede ser causada por gérmenes como bacterias, virus u hongos.

Los síntomas de la neumonía:

  • Fiebre alta
  • Escalofríos
  • Tos con flema que empeora
  • Falta de respiración en actividades diarias
  • Dolor en el pecho cuando respira o tose
  • Malestar después de un resfrío o gripe

Otitis de repetición

La otitis es una de las patologías más comúnes en la infancia. La causa principal es el agrandamiento de las vegetaciones, que bloquean el conducto del oído con la nariz. 

Los síntomas de la otitis de repetición:

  • Dolor de oído e irritabilidad 
  • Pérdida de audición (a veces puede ser el único síntoma)

Displasia broncopulmonar

Los bebés prematuros corren el riesgo de desarrollar displasia broncopulmonar, porque nacen con pulmones inmaduros. En esta enfermedad se produce inflamación y se forman cicatrices en los pulmones.

Los síntomas de la displasia broncopulmonar:

  • Respiración más rápida de lo normal
  • Sobreesfuerzo al respirar
  • Tos, sibilancias
  • Cansancio, somnolencia 
  • Dificultades para comer

Deseo que te halles en ese punto donde las ganas de vivir se encienden, dispuesto a ponerte en marcha.

SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

ELIGE TU IDIOMA

EN
FR

Copyright © Miriam Baraldi Salud.

Pin It on Pinterest

Share This